»

jul 10

Imprimir esta Entrada

Las fábulas del Coaching y otras ciencias motivacionales:

coaching CharlatanLA QUIMERA DEL COACHING:

Cuando recorremos la web buscando información sobre el coaching o cualquier otra ciencia referente al crecimiento personal, descubrimos numerosas conferencias y textos a lo que yo llamo “estilo yankie”.   En estas charlas, aparece el gurú de turno, prometiéndonos dinero, éxito, amor, salud, etc.etc. sin mas esfuerzo por nuestra parte, que recitar un millón de veces al día lo maravilloso de nuestras vidas y basa esta “verdad absoluta” en una lectura un tanto rocambolesca de algunos experimentos científicos o pseudocientíficos en cuya fiabilidad no debemos dudar para evitar disipar la magia del hechizo con nuestra falta de fe ciega.

Por desgracia, las afirmaciones más lapidarias pierden su credibilidad en boca de los charlatanes que utilizan sus promesas fanáticas con el ánimo de llenar los auditorios o vender sus libros, cursos, grabaciones y demás, es decir cumplir los sueños propios que ocultan una realidad personal bastante miserable y arrastrada.

No obstante, existen muchos profesionales, personas que constantemente se preparan para ayudar a sus semejantes a tomar las riendas de sus vidas, verdaderos compañeros de viaje dispuestos a hacernos más llevadero el sendero, por desgracia, muchas veces , su labor queda eclipsada por unos feriantes preocupados exclusivamente en acceder a nuestra cartera.

Ya es viejo lo de vender quimeras, la piedra filosofal, mapas de tesoros, palabras mágicas, conjuros, filtros y toda una suerte de “timos” que, aprovechando la inocencia del vago, le prometen éxitos sin esfuerzo alguno y este iluso cae de patas.

CUIDADO LO QUE DESEAS, NO SE VAYA A CUMPLIR:

Pero… ¿qué verdad hay detrás de todo esto?.   Lo cierto es que si sabes lo que quieres y estás dispuesto a esforzarte, y mucho, por conseguirlo, lo tendrás; si no te esfuerzas, no cuentes con ello.

Eso probablemente lo sepamos todos y es el único camino para conseguir los sueños; hasta para atracar un banco hay que esforzarse.

Que quiere decir “saber lo que quieres”; esto es interesante, puesto que muchos no sabemos lo que realmente queremos, ya que la sociedad de consumo se encarga de despistarnos para desviar nuestros deseos hacia sus productos más que a satisfacerlos.

Cuando creemos que deseamos un coche determinado, ¿que deseamos realmente?, coaching gil patoun artilugio mecánico que sirve para transportar personas desde un sitio a otro o la consideración, respeto y el prestigio que creemos que obtendremos frente a nuestro entorno cuando paseemos al volante del deportivo de nuestros sueños.    Desde luego, si creemos que es lo segundo vamos muy desencaminados y de nuestro esfuerzo solo obtendremos decepciones, ya que, aunque consigamos el coche deseado, poco después descubriremos que somos los mismos “arrastrados” e inseguros sobre un vehículo que vale más que nosotros, pues sin él no somos nada, al menos ante nuestros propios ojos.

Cuando creemos que deseamos dinero, ¿que deseamos realmente?, un montón de trozos de metal o papel cargado de bacterias o una serie de números en un balance, o quizá lo que busquemos es la seguridad o el dominio sobre nuestro entorno; el único caso que conozco de que alguien disfrute del dinero tal cual, es Gil Pato, el personaje de Disney que llegaba a nadar en el contenido de su cámara acorazada.

Cuando deseamos mujeres u hombres hermosos, ¿que deseamos realmente?, un grupo de personas incompatibles con nosotros con quienes intercambiar fluidos tras un momento de placer, irrepetible hasta dejar pasar un rato y recuperarnos biológicamente o alguien que nos comprenda y ame, con quien compartir nuestra existencia y resaltar los instantes realmente importantes de nuestras propias vidas.

Son muchos los casos de aquellos que han pasado gran parte de su vida en pos de un sueño y tras conseguirlo se han dado cuenta de su error debiendo asumir la decepción por recompensa.

A qué viene todo esto.

A la hora de crear nuestro sueño, debemos hacer un acto muy profundo de sinceridad, indagando más en lo que “queremos vivir” por encima de a dónde “queremos llegar”.   Analiza que quisieras hacer el resto de tu vida, que serías capaz de hacer gratis cada día, sin reconocimiento alguno, que te emociona realmente y sabrás para que has nacido y el  inicio del camino a tu éxito.   Te puedo asegurar que tras una montaña solo hay otra montaña más alta aun, pero si lo que te motiva y emociona es la escalada, te sentirás muy satisfecho de iniciar el ascenso de la segunda montaña, pues te dará la oportunidad de acceder a la tercera y las siguientes.partida de coaching

El final del camino de la vida es solo la muerte, lo hayas hecho bien o mal, da igual, habrás acabado tu oportunidad de existir goza la partida sin preocuparte demasiado por ganarla, ya que ganarla implica el final del juego sea cual sea el resultado.

No pretendo desmoralizarte, todo lo contrario, mi intención es que te des cuenta de cómo emplear tus cualidades para sacarle el mayor partido posible a tu juego; es emocionante, apasionante, muy divertido y vale la pena, independientemente del puesto en el que juegues, peón o rey, lo difícil es descubrir exactamente cuál es ese puesto, en ello te va la felicidad y para descubrirlo y lograrlo te puede ayudar el coaching.

Enlace permanente a este artículo: http://www.rutasdevida.com/fabulas-coaching/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *