«

»

jul 11

Imprimir esta Entrada

Dejar de fumar 1 (Tomar conciencia y control de nuestra adicción):

Dejar de fumar 1INTRODUCCION:

Bueno, si has llegado acá es que, por lo menos, he despertado tu curiosidad, empezamos bien.

Con anterioridad hemos mencionado las tres fases que seguiremos en el proceso para buscar una vida más saludable y el control de nuestra propia voluntad por encima de productos químicos; para ello debemos reconocer donde estamos, lo que tenemos y con lo que nos enfrentamos.

¡Empecemos pues!

PROCESO:

Vas a fumar lo que te apetezca y cuando te apetezca, pero con unas condiciones especiales.

  1. procurarás que no sea en los momentos habituales, después de comer, con el cafelito de la mañana o medio día, después de tener sexo, etc.    Para ello, antes de nada, en tu libreta relacionaras esos “momentos críticos” en los que el tabaco ejerce tanto poder sobre ti, no des por cerrada la lista, irás detectando nuevas ocasiones en las que no habías reparado.     Una vez identificadas, fumaras unos 15 minutos antes o después de cada “momento crítico”, pero nunca entre tanto.      Ten presente, que aunque la dependencia a los químicos del tabaco es muy importante, nuestro cuerpo acabará por superarla.     Pero la dependencia realmente peligrosa es el hábito y esa es la cadena que intentaremos debilitar en esta fase.
  2. Procurarás que no sea en los lugares habituales, en el bar, en una butaca preferida, mientras estamos en el jardín, etc.  evitarás hacerlo en estos sitios. Para ello tomarás nota en tu libreta de esos lugares en los que sueles fumar de costumbre, vas a romper la relación que hace tu cerebro entre esos sitios y el hecho de fumar.
  3. Guardarás los cigarrillos y el mechero en sitios nuevos, cambiaremos el tabaco de bolsillo, de lugar en el bolso, de cajón, etc.; si nos damos cuenta que hemos vuelto a acostumbrarnos volveremos colocarlos en un lugar diferente, si solemos dejarlo sobre una mesilla a nuestro alcance, a partir de ahora lo guardaremos en un cajón cada vez.   La idea es que no haya nada mecánico en el ritual de fumar y sobre todo que cada vez que decidamos hacerlo sea de forma totalmente consciente.
  4. Vas a ser consciente de lo que haces, le dedicaras el tiempo y atención necesarias al proceso de fumar, de hecho lo describirás en tu libreta con el mayor detalle posible, lo que sientes antes de fumar, cuando decides que vas a hacerlo, cuando enciendes el cigarrillo, cuando estas fumando, como lo sostienes, que te hace sentir, cuando lo colocas en los labios y aspiras el humo, como inunda tus pulmones, como reposa en ellos y luego regresa a la boca para salir, como huele, que sabor tiene, todo lo que sientas física y psíquicamente, sea agradable o no a tus sentidos.     Necesitas describirlo con tus propias palabras, huye de los tópicos que no hayas contrastado en tu experiencia; deja espacio suficiente para ampliarlo con las nuevas impresiones que vayan surgiendo más adelante.     Así intentaras que sea con la mayor parte de los próximos cigarrillos, si consigues que sea con todos, vas por muy buen camino, si no es así, tampoco vas mal.     Gracias a este ejercicio conocerás que te aporta la experiencia de fumar, quizá descubras porque sigues fumando a pesar de saber el daño que te hace con todo lujo de detalles.
  5. Dejar de fumar 1Buscaras un momento y lugar para relajarte, concentrarte y respirar profundamente, despacio y sin prisas, vas a prestarle atención a todo el proceso de respirar, como el aire surca tus fosas nasales o la boca, como recorre los bronquios y se almacena en los pulmones esparciéndose por todos sus rincones, como regresa nuevamente por los bronquios hasta alcanzar de nuevo la boca o la nariz y de allí regresa a la atmósfera.     Nuevamente, describe en tu libreta su olor, que sabor tiene, todo lo que sientas física y psíquicamente.     Al igual que antes necesitas describirlo con tus propias palabras y deja espacio suficiente para ampliarlo más adelante.     Este ejercicio debes repetirlo varias veces, en diferentes días, para poder obtener el mayor número de información posible, además esta práctica nos será muy útil más adelante.     Conocer lo que supone la experiencia de respirar, nos aportará información de referencia muy valiosa entre aspirar humo o aire.

RECOMENDACIONES:

Dejar de fumar 1Cuanto tiene que durar esta etapa depende solo de ti, en la siguiente también podrás fumar, pero solo lo imprescindible, que tu decidirás cuanto ha de ser; así que te aconsejo equipes bien tus naves para arremeter la campaña con cierta ventaja; tampoco te duermas demasiado en los laureles, ya que corres el riesgo de aburrirte y desmotivarte; los dos sabemos que puedes hacerlo, pero solo de ti depende el cómo y cuándo.   No tienes que recorrer hoy todo el camino, solo has de dar el siguiente paso.

Por el momento ya es suficiente por hoy, con la información que has recopilado sabes con bastante exactitud dónde estás, de dónde partes y cuando descubras a dónde quieres llegar (que veremos más adelante) tendrás idea de la ruta a seguir (el plano del tesoro); sigue escrupulosamente los pasos, dales su importancia y tiempo necesarios, pues de ello depende la eficacia del método y no es el más hábil el que consigue el éxito, sino el más comprometido con el proyecto.

Enlace permanente a este artículo: http://www.rutasdevida.com/dejar-de-fumar-1-tomar-conciencia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *