«

»

jul 13

Imprimir esta Entrada

De que depende el éxito del coach

relación coachee-coach

Al fin y al cabo, a diferencia de otras filosofías, el coaching no pretende explicar los secretos del universo, ni hablarnos del inconsciente o la espiritualidad de forma etérea.

El coaching pretende ser eminentemente práctico y proporcionar resultados prácticos. En otras palabras y como caso general, si el coach, tras un número determinado de visitas no ha conseguido que su cliente obtenga cambios verificables en su vida,  debe empezar desde cero, a ver qué ha pasado por alto en el camino, por que algo se le ha pasado, seguro.

Esto no presupone que no sean necesarias varias sesiones, naturalmente es un trabajo muy lento y meticuloso y del cuidado que pongamos en su realización dependerá en gran medida su éxito, pero deberían ser distinguibles los progresos desde las primeras visitas.

PRELIMINARES A ACLARAR POR EL COACH:

Lo primero a tener en cuenta es la predisposición del coachee, si el cliente no acude total y sinceramente de forma voluntaria y su visita es el resultado de presiones externas a su deseo personal, no podrá hacerse nada por él, la información que facilitará será poco sincera, la credibilidad del coach será poca y los resultados consecuentes nulos.

Otra cuestión a valorar es que el camino del éxito no es un camino de huida, si no de acercamiento; ¿a qué me refiero?, si la intención de cambiar la vida que llevo por inercia, obedece más a abandonar la situación que aborrezco que a conseguir la experiencia que deseo, nos será muy difícil saber a dónde queremos ir con la claridad necesaria.            Primero hay saber de dónde partimos y aceptarlo.

PLANTEAMIENTOS FUNDAMENTALES:

Una vez en la “casilla de salida”, el coachee debe descubrir algunas cuestiones que le ayudarán a ver más claro el sendero a seguir.

  1. Donde estoy.encrucijada que plantea el coach
  2. Yo soy el único que puede cambiar esta situación, que durará lo que yo quiera y por tanto soy el único responsable de que así sea, el resto no son más que excusas que enturbian mi perspectiva.
  3. Siempre puedo cambiar el rumbo, no debo permitir que nada ni nadie me condene a vivir una vida que no me gusta, soy el soberano de mi existencia.
  4. Donde quiero ir, que quiero exactamente y cuando lo quiero.
  5. El camino hacia la existencia que quiero vivir no va a ser fácil, exigirá esfuerzo, compromiso y disciplina, ser capaz de disfrutar del sendero me dará la fortaleza suficiente para soportarlo sin desfallecer.
  6. Solo hay que dar el próximo paso, de nada sirve tener las cosas claras, capacidad y estar motivados si no suponen acción, no se trata de volar hasta la meta, no es una carrera, pero es imprescindible dar el siguiente paso.
  7. Convertir las metas más ambiciosas en pequeñas victorias que nos permitan disfrutar del camino.

El trabajo del coach es ir planteando poco a poco estas cuestiones y enfocar al coachee para que pueda resolverlas.

Enlace permanente a este artículo: http://www.rutasdevida.com/de-que-depende-el-exito-del-coach/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *