«

»

sep 08

Imprimir esta Entrada

APRENDIENDO A DECIR “NO”, ASERTIVIDAD Y AUTOESTIMA (1)

asertividad¿Que es la asertividad?:

La asertividad no es solo decir “NO”,  es un metodo de comunicación, una actitud que hace mas facil expresar nuestros deseos y sentimientos a los demás. Decir “NO”, tambien implica cuestionarnos a nosotros mismos y nuestras acciones hacia los otros, adecuando nuestros actos altruistas a nuestros propios valores y deseos, se trata de establecer un dialogo integro y sincero con nuestra voz interior, diferenciando aquello que realizamos por nuestra voluntad e interés de lo que no.

El Egoísmo:

Debemos reconocernos como seres egoístas, al menos etimológicamente hablando (EGO=YO-ISTA=PRIMERO).  Amarnos a nosotros primero y desde nosotros  a los demás no es malo; poco podemos hacer por los otros si no estamos satisfechos con nosotros.  Nos debemos el placer de hacer las cosas que realmente queremos, reusando al suplicio de realizar aquello que no nos interesa, sea por presiones externas o auto presiones que nos obligan en ese sentido.

Está claro que cuando hemos hecho algo contra nuestra voluntad sincera, lejos de sentirnos satisfechos u orgullosos, tenemos la sensación de abuso, de manipulación y por tanto nos sentimos tremendamente ridículos.

Intentemos comprender ¿Por qué? Hemos permitido que los otros nos manipularan, sea por un reclamo directo por su parte o por nuestra vocecilla interior, tan condicionada, que antepone las carencias del resto a las propias.

Somos un animal de manada y para nosotros es importante el nivel de consideración  que ocupamos en cada uno de los sistemas a los que pertenecemos, queremos ser valorados, importantes y amados por los otros miembros del grupo; en principio eso no es malo, el problema es cuando además tenemos baja autoestima, no creemos sea posible amarnos por quienes realmente somos, sin más, y pretendemos comprar su aprecio siendo imprescindibles a sus ojos, ese remedio funciona por un tiempo, disfrutamos del agradecimiento del resto y la satisfacción de reconocernos como parte fundamental de gremio; pero, ¿Qué ocurre cuando los demás se acostumbran a que hagamos cosas por ellos?, ¿Qué pasa cuando, por habituales, no son conscientes de nuestros sacrificios, cuando somos incapaces de hacer más aun sin descuidar nuestros propios deseos?, hemos establecido una costumbre, una dependencia propia y ajena y enmendarlo requerirá de esfuerzo y quizá alguna mala cara, hay un refrán que reza “es mejor matar a alguien que crear una mala costumbre”.

Culturalmente se ha desprestigiado mucho al EGO-ISMO colocándolo a la altura del (EGO=YO-CENTRISMO=EL CENTRO) y la (EGO=YO-LATRIA=ADORACION) que no anteponen, si no que excluyen a los demás de nuestras preferencias y por lo tanto son mal sanos.     Reconocerme la importancia como el más prójimo es fundamental para, desde mi yo satisfecho, satisfacer al resto; en las recomendaciones de seguridad de  los aviones hacen hincapié, “en caso de despresurización de la cabina, ocúpese en colocar su mascarilla antes de ayudar a otros”, de poca ayuda servirás si estas sofocado; Ocuparte en estar bien no es ser mala persona, aunque no puedas resolver la vida del resto con la premura e interés que ellos necesitan.

Autoestima:Autoestima

Lo primero que necesitamos para ser asertivos, es valorarnos adecuadamente, reconocernos, recuperar nuestra autoestima, independientemente del valor que nos asignen en el grupo.   Esto no es fácil, requerirá de un trabajo constante en recordarnos que en cada momento, “soy la mejor versión posible de mí mismo” y por tanto un espécimen humano excepcionalmente único y maravilloso, agrade o no a todo el mundo, y cuando haya algo en “mí” que no me guste lo cambio hasta que sea del agrado de “mí”.

Sobre el amor:

Amar no es sacrificarse a los semejantes, es construir con el otro u otros, como iguales, un espacio de encuentro que contenga lo mejor de cada cual (yo mismo)  y juntos disfrutar de ese espacio común.

Los límites de nuestro respeto:

Es importante establecer y reconocer nuestros propios límites, la frontera que existe entre nosotros y el resto, respetándola y haciéndola respetar; quien la sobrepasa abusa y no se lo permitiremos.

No podemos pretender que los demás reconozcan nuestra tapia por si mismos y por tanto debemos señalizarla adecuadamente y quien pretenda derribar o rebasar nuestra frontera no es la persona adecuada para que nos relacionemos con él, ya que no nos respeta.

Poniendo esto en práctica de la forma adecuada y reconociendo los lindes del resto,  todos nos respetarán,  aceptarán y sobre todo reafirmaremos nuestra propia autoestima.

El NO:decir no

Ya en los primeros años de vida, cuando los bebés, aprenden a decir “NO”, están identificándose y reafirmándose como personas y a su entorno como propio, con el tiempo descubrimos, que la sociedad, pretende de nosotros, que cedamos una parte de nuestros “Nos” para aceptarnos como individuos sociales y podernos encajar en la maquinaria común, pero hay límites a esa pretensión, a pesar de las presiones que podamos sufrir, estableciendo marcos para la empatía, la generosidad, el altruismo, la solidaridad, la compasión y otros dentro de nuestras posibilidades de entrega a los demás, es decir, sentirnos cómodos con nuestro entorno.

No debemos temer a las represalias a nuestro “NO” cuando hemos argumentado adecuadamente; Defraudarlos, rebatir una y otra vez sus réplicas o su enfado a nuestra negativa, no son motivos suficientes para asfixiarnos a nosotros mismos, no es necesario caerle bien a todo el mundo, si es imprescindible llevarnos bien con nosotros mismos.   Tampoco debemos tener sentimientos de culpa, esta emoción nos llevará a cuestionarnos nuestras acciones, a analizarlas adecuadamente una vez tomada la decisión y si consideramos que actuamos de forma incorrecta, enmendar o aprender para otra ocasión. Desde luego, no sirve para hacernos sufrir sin sentido alguno, ni asumir actitudes sumisas ante los demás.

¿Y ENTONCES?:

Una vez claro todo esto y revalorizado el EGO-ISMO; vamos a aprender a argumentar adecuadamente nuestro “NO”, desde el respeto a los otros como nos respetamos a nosotros mismos y aumentar así nuestra autoestima para futuros “Nos” que definan nuestra propia identidad como seres humanos únicos e íntegros.

Consejos para un NO eficaz:Decir que no

1º – Conoce tur prioridades y valores, jamás aceptes algo que va en contra de ellas.

2º – Ten un motivo razonado para decir “NO”, si no lo encuentras ahora retrasa la decisión para otro momento.

3º – Piensa lo que vas a decir y se lo bastante preciso como para evitar  malas interpretaciones.

4º – Debes ser claro, conciso y concreto sin enfrentamientos dialécticos ni ofensas.

5º – Mira a los ojos de tu interlocutor y vigila tu comunicación no verbal para que no contradiga tus palabras, postura adecuada y relajada, brazos a los lados del cuerpo, palmas abiertas, etc…

6º – Mantén tu “NO” a menos que encuentres razones en tu interior que te den una perspectiva nueva, jamás cedas a las presiones de los demás.

7º – Atrévete a decir la palabra “NO”, es la forma más clara y concreta de negarse, evita divagar o el uso de “tal vez”, “quizá”, “a lo mejor”, “es posible” y otras ambigüedades que no concretan nuestra opinión, dando expectativas a nuestro interlocutor.

Consejos para una discusión eficaz:

Aunque aprender a discutir eficazmente requiere de un curso completo, por su enorme relación con el “NO”, aportaré un par de pinceladas que también son de aplicación.

1º – Valorar a nuestro interlocutor, quizá no comprendamos su punto de vista, pero no por ello es menos que nosotros.

2º – Expresar los hechos objetivos, sin demasiado lujo de detalles que sean intrascendentes.

3º – Expresar nuestros sentimientos y necesidades propias como tales, para nada descalificar al otro.

4ª – Proponer soluciones positivas y constructivas.

5º – Explicar los beneficios que aporta nuestra solución a ambos (win-win).

6º – Valorar y reconocer la buena disposición a encontrar una solución por parte de nuestro oponente.

7º – En general se firme, seguro y amable sin pretender aprovecharse ni permitir que se aprovechen de la situación.

8º – Escuchar, empatizar, y expresarnos con libertad.

9º – De ser necesario establecer los límites de forma adecuada.

Discusión

10º – No intentar imponerse, aceptando y analizando las críticas.

11º – Enfocarse más en la solución que en el problema.

No es que tengamos enemigos a nuestro alrededor, pero debemos marcar adecuadamente nuestro territorio para evitar sentirnos incómodos o decepcionar a los demás.

Es conveniente que consultes el artículo “DISCUTIR CON LA PAREJA“, para saber un poco mas del tema.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.rutasdevida.com/aprendiendo-a-decir-no-asertividad/

1 comentario

  1. A

    Este artículo me ha parecido buenísimo y me ha resultado muy útil. Se nota que está muy trabajado y me han gustado mucho varias ideas, además del enfoque práctico que se le ha dado. En concreto, me ha gustado mucho la idea de la asertividad como forma de sinceridad y de coherencia con nosotros mismos. Normalmente, tendemos a prestar más atención a la dimensión ad extra de la sinceridad, por eso me ha parecido novedosa e interesante la perspectiva que se expone en el artículo. También me resultó interesante que resaltaras que nos podemos presionar internamente en contra de nuestra voluntad, porque normalmente sólo se mencionan las presiones externas cuando en muchos casos somos nosotros mismos los que lo hacemos. Otra cosa que destacaría es la distinción conceptual entre el egoísmo, el egocentrismo y la egolatría, y la relación entre esos conceptos y la vinculación con decir no. También me ha gustado mucho que hayas resaltado que la delimitación de lo que consideramos respeto debemos hacerla nosotros, sin dejar que otros decidan en nuestro lugar.
    Además del contenido, me encantó el estilo con el que escribes y la utilización de símiles y metáforas me parece muy acertada. En resumen, me parece un artículo genial que voy a enviar a mis amigos. Enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *